martes, 25 de enero de 2011

Las tres "R" de la ecología son Reducir, Reutilizar y Reciclar.


Reduce…
Todo aquello que compras y consumes tiene una relación directa con lo que tiras. Por ello, consume racionalmente y evita el derroche.
Sigue estas recomendaciones para dar un respiro a nuestro planeta:
  • Elige los productos con menos envoltorios
  • Reduce el uso de productos tóxicos y contaminantes
  • Lleva a la compra una bolsa de tela o el carrito
  • Disminuye el uso de papel de aluminio
  • Limita el consumo de productos de usar y tirar
  • Reduce el consumo de energía y agua
Cuando vayas a la compra intenta reflexionar: ¿es realmente necesario?, ¿es o no desechable?, ¿se puede reutilizar, rellenar, retornar o reciclar?...

Reutiliza…
Reutilizar consiste en darle la máxima utilidad a las cosas sin necesidad de destruirlas o deshacernos de ellas. De esta forma ahorramos la energía que se hubiera destinado para hacer dicho producto.
Cuantos más objetos reutilices, menos basura producirás y menos recursos agotables "gastarás".
Sigue estos sencillos consejos:
  • Compra líquidos en botellas de vidrio retornables
  • Utiliza el papel por las dos caras
  • Regala la ropa que se te ha quedado pequeña
Reflexiona: ¿por qué destruir algo que nos ha costado tanto trabajo hacer?, ¿por qué tirar algo que todavía sirve?…

Recicla…
Reciclar consiste en usar los materiales una y otra vez para hacer nuevos productos reduciendo en forma significativa la utilización de nuevas materias primas.
¿Qué tipo de basura se recicla?
Se recicla todo lo que se puede vender para hacer nuevos productos.
  • Materia orgánica (restos de comidas)
  • Papel y cartón
  • Vidrio
  • Metales (hojalata, aluminio, plomo, zinc, etc)
  • Plásticos (polietileno, piliestireno, polipropileno, pvc, etc.)
Reflexiona: ¿Sabías que al reciclar una tonelada de papel se salvan 17 árboles? ¿Sabías que reciclando una lata de aluminio se ahorra suficiente energía como para hacer funcionar un televisor 3.5 horas?

Reciclar se traduce en:
  • Ahorro de energía
  • Ahorro de agua potable
  • Ahorro de materias primas
  • Menor impacto en los ecosistemas y sus recursos naturales
  • Ahorro de tiempo, dinero y esfuerzo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada